lunes, 1 de agosto de 2011

hicimos nuestro camino al caminar y hoy decidimos frenar acá, no vamos al mismo lugar

Vivimos en un mundo dónde estamos muertos, aunque por instantes pensemos que respirar nos mantiene con vida. Hay algo más allá del todo y ninguno asume el personaje que le toca; evitamos (y sí, claramente me incluyo) el problema, cuándo perfectamente sabemos que la solución está a la vuelta de la esquina. No me animo a caminar y no sé si alguna vez has caminado; yo creo que ninguno caminó (tengo esa sensación). Habrá sido un sueño, una pesadilla (da lo mismo); pero una vez "caminamos". Y no pudimos, tan solo tropezamos, eramos dos niños tomados de la mano por el temor que teníamos y juntos caímos. Pero juntos no nos fuimos. Yo sé que con vos no puedo caminar, que me caeré una y mil veces; pero tal vez fue solamente una pesadilla y esto se pueda nuevamente escribir.